HispanoPost fue testigo de la represión en primera fila